Cassette: Eres inolvidable.

Una oda al cassette, nuestro inseparable compañero de los 70, 80 y principios de los 90, nos proporcionó felicidad musical gracias al Walkman y horas de entretenimiento con los ordenadores que utilizaban este soporte para jugar, como el Spectrum, Amstrad, Commodore o MSX.

Así que, vamos a repasar su historia con un poco de ritmo. Come and get your love.

Historia Del Cassette

El cassette, llamado originalmente «Audio Compact Cassette«, fue inventado por Philips en 1963 e introducido en Europa y Estados Unidos como sistema de almacenaje de audio y grabación. Su popularidad y crecimiento se debió a que Philips cedió gratuitamente la tecnología a otras empresas electrónicas.

El cassette fue concebido para poder reemplazar el pesado magnetófono, un equipo muy difícil de transportar. El cassette, de mucho menor tamaño y mucho más compacto quería ayudar a resolver este problema.

Su construcción está basada en un estuche o carcasa de plástico protectora que contenía dos carretes en miniatura donde se pasaba una cinta magnética con dos pares de pistas esterofónicas (Cara A y Cara B), corriendo a una velocidad de 4,76cm por segundo.

Su producción comenzó en Hannover, Alemania, en 1964, con una capacidad de almacenamiento pobre y con una calidad no adecuada para la música, pero, en 1971, la empresa Dolby, combinó la reducción de ruidos con una cinta magnética de dióxido de cromo, lo que permitió que el cassette fuera apto para el uso musical, dando así el pistoletazo de salida a la era de los cassettes y los equipos de alta fidelidad.

Awesome Mix Vol 1. Cassette.

El cassette y el Walkman. La combinación perfecta.

El Walkman fue el invento de Sony, en la década de los 80, que permitió que el formato Cassette llegara a dominar el mercado musical gracias a su reproducción portátil. Poder escuchar tu música en cualquier lugar y en cualquier momento con un tamaño no superior al cassette fue toda una revolución.

Además de poder reproducir cassettes, llevaban incorporado un sintonizador AM/FM que permitia escuchar tus emisores favoritas, dándole mayor diversidad si cabe al reproductor.

Gracias también a la posibilidad de grabación en cadenas musicales utilizando cintas virgenes, un usuario podía grabar su selección musical, una combinación perfecta de grabación/reproducción, incluso de sus propios vinilos o bien desde, como hacíamos muchos, la señal de nuestra emisora favorita con las canciones del momento.

El cassette en la microinformática

El cassette también fue utilizado para la transferencia de datos en muchos de los ordenadores domésticos de los 80, como fueron el Spectrum o el Amstrad entre otros. No era un soporte muy veloz para cargar datos pero era más barato de fabricar que los novedosos ordenadores con diskettes de 3″.

Las posibilidades que nos daban los cassettes vírgenes de mayor duración, como los de 90 minutos, nos permitían grabar no uno, sino varios juegos en cada una de las dos caras de la cinta, para aquellos afortunados que tenían una minicadena de doble pletina.

Aún me acuerdo de estar en casa de un amigo, al cual veía los fines de semana, cuando me iba al pueblo con mis padres, que tenía ese portento de minicadena. Cada vez que subía me iba con una bolsa de cintas para que me grabara juegos para el Spectrum. Y no solo eso, con grabación 2x para que tardara menos en grabarse. Bendito sea. Que horas de diversión me regaló al llegar a casa y que juegazos tenía.

El declive del Cassette

Cuando hablamos de tecnología todo tiene un final, y el final del cassette lo marcó el auge del Compact Disc, en lo referente a la música, y la combinación Diskettes y CD-ROM en la informática.

El abaratamiento de coste progresivo en la década de los 90 del formato CD, y la calidad que ofrecía en detrimento del cassette en todos los aspectos, lo fue relegando poco a poco en el uso cotidiano.

En el ámbito portátil, el cassette aguantó el tirón gracias a que los reproductores portátiles de CD eran aún caros y algunos de ellos sin buffer de memoria, por lo que si había cualquier ligera vibración el CD saltaba y se paraba la música.

Su puntilla fue sin duda alguna la llegada del MP3 en el ámbito portátil. No solo para el cassette, también para el CD. El Mini-Disc lo obviamos porque era carísimo para un ciudadano de a pie, aunque funcionó muy bien en el tema portátil y muchos tienen añoranza por este formato.

El cassette es el padre del Ipod.

El cassette une personas

Aún así estamos hablando de un formato que duró tres décadas y eso es un logro difícil de conseguir. Los cassettes ayudaron mucho en el cambio social de aquellas generaciones. Permitió introducir diversos tipos de música underground (rock, punk…) gracias a su facilidad de copiado en paises ubicados tras el telón de acero (URSS), donde campeaba la represión política y control de conciencia, creando un equilibrio entre las generaciones jóvenes europeas de aquel entonces.

Una persona que vivía en la Alemania Oriental podía escuchar (a escondidas) lo mismo que pudiera escuchar un ciudadano de Alemania Occidental, un francés o una persona del Reino Unido gracias a esa portabilidad y un reproductor de cintas.

Hay mucha nostalgia en este post mientras lo escribo, buenos recuerdos me vienen a la memoria con este formato, ya no solo musicalmente hablando o en el tema de la informática ochentera, sino por las relaciones personales que se establecían cuando alguien te dejaba una cinta, o te la grababa para que escucharas ese nuevo grupo que sabía te iba a gustar.

Sin duda alguna un formato mágico para una época mágica. Por eso, el cassette, es todo amor e inolvidable.

PD. Más camisetas basadas en el mítico Cassette siguiendo este enlace https://www.fanisetas.com/advanced_search_result.php?keywords=cassette&search_in_description=1

fanisetas

fanisetas

Fanisetas.Com es una tienda on-line de venta de camisetas personalizadas, originales, divertidas, frikis y graciosas. Encuentra tu camiseta basada en series, películas, dibujos.... ¡Solo aquí! https://www.fanisetas.com/blog/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: