Camisetas LucasArts,  Camisetas Monkey Island,  Camisetas Videojuegos

The Secret Of Monkey Island – La maravilla de Ron Gilbert

En medio del Caribe, en una isla con nombre de formación fija de Rugby, da comienzo la mayor de las aventuras gráficas, «The Secret Of Monkey Island«, la que convertirá a Guybrush Threepwood en un ¿gran? pirata.

La obra maestra de Ron Gilbert

Hay videojuegos que marcan toda una generación y, el que nos ocupa, cambio las vidas de aquellos jóvenes e ilusionados poseedores de su primer PC como medio para descubrir nuevos mundos, a parte del MS-DOS y el Windows 3.1

Es curioso como se te queda tan grabado a fuego ciertos momentos en la vid. Descubrir a Guybrush Threepwood fue uno de ellos. Te acuerdas de tu 486SX 25Mhz, de tu versión de MS-DOS (6.0), de tus disketeras de 3″1/2...y la visita al kiosko donde habían sacado un coleccionable de videojuegos donde los dos títulos de lanzamiento eran el Monkey Island e Indiana Jones y La Última Cruzada…casi nada.

En el año 1990, LucasFilm, la conocida productora de George Lucas que nos trajo Star Wars e Indiana Jones, de la mano de un genio como es Ron Gilbert, nos brindó la aventura gráfica definitiva «The Secret Of Monkey Island«.

LucasFilm, bajo su división LucasFilm Games, posteriormente LucasArts, ya llevaba un tiempo produciendo videojuegos de la talla de Maniac Mansion, Zack McKraken o la ya mencionada adaptación de Indiana Jones y La Última Cruzada, los cuales tuvieron un gran éxito pero, sobre todo, con la aventura gráfica de Indiana Jones.

Basándose en la famosa atracción de Disneyland «Piratas Del Caribe«, Ron Gilbert roba la ambientación y el tono divertido de la atracción para montar los pilares de Monkey Island, además de inspirarse en el libro de magia y piratería de Tim Powers «En cosas extrañas«.

El mítico SCUMM BAR de Monkey Island.

Yo quiero ser pirata

Y Guybrush Threepwood también quiere ser pirata, el mejor de todos los tiempos y, para ello, se dirige a una isla del Caribe, la famosa Mêlée Island™, para curtirse en el noble arte de asaltar barcos y robar tesoros.

Para ello tendrá que superar tres pruebas: vencer al mejor espadachín de la isla, encontrar un tesoro y robar un ídolo de la mansión de la gobernadora. Durante su aventura conocerá la historia del malvado pirata fantasma LeChuck, el sabor de un buen Grog en el SCUMM BAR, sacerdotisas voodoo, al vende humos Stan y a la gobernadora.

Ron Gilbert, tras finalizar la aventura gráfica de Indiana Jones, se puso manos a la obra con el siguiente proyecto: una aventura de piratas. Originalmente los protagonistas iban a ser LeChuck y Elaine, pero apareció Guybrush en su mente, un aspirante novato a pirata, que ayudaría a introducir mejor la historia. El título original de este trabajo fue Mutiny on Monkey Island.

Ayudado en la escritura del guión por otros dos grandes como son Tim Schaffer y Dave Grossman, tras interminables brainstorming de chistes y parodias de la vida pirata surgieron las bases de Monkey Island.

El humor es sin duda una de las características más importantes del juego por los que ha pasado a la historia, influenciado también por el icónico humor de los Monty Python, absurdo, a doble y triple banda, referencias por doquier…tan bueno que hoy en día sigue igual de fresco.

Todo ese «brainstorming» dió como resultado momentos tan míticos como el duelo de insultos. Gilbert se inspiró en este duelo viendo películas de piratas de Errol Flynn, buscando más inspiración para el juego. Un original y divertido duelo resultado de esos incesantes insultos que se proferían en un típico duelo de espadas.

Stan vendedor de humo.

Humor infinito…y brutal

Uno de los chistes más brutales del juego, solo lo pudieron disfrutar los que probaron la versión original, la voluminosa edición para tarjeta gráfica EGA, donde pedí al jugador el disco 22, 36 y 114 para poder entrar en las catacumbas…

Los jugadores menos avispados colapsaron la centralita de LucasArts porque les faltaban esos discos para poder continuar…brutal xD. Los pobres todavía no se habían dado cuenta de como se las gastaba Gilbert.

Dado el follón montado, en la edición VGA del juego, se decidió eliminar el chiste, para que no se volviera a repetir la historia, eso si, en la secuela del juego se hizo un guiño a los sufridores del primer juego, donde se podía…llamar a atención al cliente de LucasArts.

A parte del mencionado humor, Monkey Island, es un juego sólido, excelente como aventura, con todos sus elementos típicos de una buena aventura gráfica, puzzles, explroación, búsqueda de objetos, inconexos y rídiculos si, pero siguen siendo objetos.

Guybrush y el Grog. Monkey Island.

Guybrush Inmortal

Una de las características más recordadas como videojuego en si, a parte evidentemente del humor, era que no podías morir en el juego. Aunque parezca extraño, en aquella época, en todas las aventuras gráficas, cualquier decisión errónea por parte del jugador era un Game Over en toda regla, como el las aventuras de la compañía Sierra.

Sierra, como no podía ser de otra manera, fue parodiada en el juego por este hecho. Con la pantalla de Game Over y el gag del árbol de goma. En Monkey Island, no pasa nada si te caes al mar o recibes una terrible amenaza de muerte, lo más grave que te puede pasar es encontrar un buen chiste.

El juego da toda la libertad para explorar, experimentar, equivocarse, volver a intentar, pensar, volver a pensar, hablar con Stan…bueno no, Stan no. Gilbert nos ofrece múltiples formas de interactuar con el escenario y sus elementos, elevando la dificultad en algunos casos en compensación a la inmortalidad, como los puzzles que monta durante su desarrollo.

El motor del juego, SCUMM, tuvo grandes mejoras desde la aventura de Indiana Jones, mejorando el sistema de diálogos, esencial para este juego y, sobre todo, para el duelo de insultos, o cosas tan obvias como que al situar el puntero sobre un personaje, directamente tenemos la opción de «Hablar» ya preparada. Se mejoraron muchos aspectos de los conocidos como «atajos lógicos» dentro del motor.

Monkey Island, fue un prodigio técnico en su día. Con todas las limitaciones que tenía un PC de aquél entonces, exprimieron al máximo todos los recursos disponibles, desde los gráficos (EGA a VGA), hasta el sonido, donde os recomendamos que busquéis por Youtube como sonaba Monkey Island para los afortunados poseedores de un Roland MT-32 para MIDI. Es sencillamente alucinante…

Monkey Island.
fanisetas

Fanisetas.Com es una tienda on-line de venta de camisetas personalizadas, originales, divertidas, frikis y graciosas. Encuentra tu camiseta basada en series, películas, dibujos.... ¡Solo aquí! https://www.fanisetas.com/blog/

2 Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: